Ir al contenido principal

Y los consejitos...



Lo errores están para cometerlos
las reglas para saltarlas,
las lecciones para memorizarlas
los platos para romperlos, no todos.

 
Las mesas, para poner los pies,
los atardeceres, para parar los relojes,
el orgasmo para alargar la vida,
y el corazón para dar las media,
y las en
punto.

 
Los mapas están para soñar,
las lágrimas para automedicarnos
los retrasos para crear casualidades
y los contratos para pensárselo.

 
Los telediarios,
para crear inmunidad al
dolor
La estabilidad económica,
para el Media
Mark
los semáforos rojos,
para pensar más en
lo mismo
y las rotondas, para mantener el respeto
entre personas.
El fondo del mar, para ir a por las llaves
y no volver,
los periódicos, para que no se apague la
llama de la rutina,
la rutina, para olvidar quienes fuimos,
el destino para confundir.
La inteligencia para canalizarla,
la sabiduría, para no ocupar lugar,
el autoengaño, para crear ansiedad.

 
Y , los consejos…
los consejitos pa su puta madre.









Entradas populares de este blog

#poemasdeamor

Cómprame también


El día que compres el fuego  entre tu cuerpo y el mío y que compres una vereda, cómprala y llamala sincera.
Cómprame también la luna para llegar a sus intrucciones, y entender la cara oculta de su blanco.
El día que compres el mar entre tu barco y el mío accederemos a la canción de su marea, y al azul de su vida.
El día que inhale tu sonrisa y muerdas mi entrega, que acaricies mi llegada y llore tu huida.
El día que compres las sombras entre tu tarde y la mía comprarás también su paseo, y el despacio de su caricia.
El día que compres la mañana y todas la gotas de su rocío, el día que duermas la noche entre tu suelo y el mío,

El día que compres todo eso, estará todo cerrado serás carcajada, darás un paso y me cogeras de la mano.




                                         Paracuellos en la nieve

Te pintaré un verde que sea claro  y que diga siente.
Te escribiré en negro para que no me olvides  y me oigas sin verme.
Te cantaré en un espejo que se vea vuelo y se lea pierde.
Te tendré l…
Diseño fotografía y poesía.





















































































































Desear sin rodeos

Hay que salir a sentir el agua cuando llueven los besos.
Y dejarse querer por el medio día  para que lleguen  los abrazos por la noche.
Estar dispuesto a que nos afecten los afectos y que los defectos pasten a su antojo.
Desear sin rodeos y si hay que lamentarse, que sea por cortesía de la locura y en pos de la perdición.
Si esta noche nieva, aprender de cómo se posan los copos. Si a la mañana graniza disfrutar de la carrera del granizo por llegar antes.
Yo, por si acaso, estaré pendiente de la tormenta y trataré de transcribir sus verdades.